domingo, 3 de enero de 2010

Planificando con Dios y la Biblia

Todos sabemos que las decisiones apresuradas casi nunca son las mejores. La biblia nos hable de esto en el libro de Proverbios.

Este mensaje es del Pastor Joel Osteen el tele-evangelista y pastor de una de las iglesias más grandes de USA. Me pareció muy bonito y por esto lo estoy republicando. Esta basado en Proverbios 21:5 que dice:

1- La Biblia de las Américas (© 1997 Lockman)
Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, mas todo el que se apresura, ciertamente llega a la pobreza.

2- La Nueva Biblia de los Hispanos (© 2005 Lockman)
Los proyectos del diligente ciertamente son ventaja, Pero todo el que se apresura, ciertamente llega a la pobreza.

3- Reina Valera (1909)
Los pensamientos del solícito ciertamente van á abundancia; Mas todo presuroso, indefectiblemente á pobreza.

Me gusta más este proverbio en las traducciones en ingles y es el que usa el pastor Osteen en su mensaje. Una traducción libre del ingles seria:

"La planificación cuidadosa te pone por delante en el largo plazo; prisa y escurridizo te pone más atrasado"

Es curioso que la palabra traducida como pobreza al castellano se traduce como atraso en ingles. En todo caso es un proverbio que habla sobre la importancia de tomarse el tiempo en pensar bien las cosas y planificar en lugar de apresurarse.



PALABRA DE HOY de Joel y Victoria Osteen

Una cosa que he aprendido es que el éxito no es accidental. Tú no vas a poder accidentalmente cumplir tus sueños. No es por casualidad que se tienen buenas relaciones. No es accidentalmente que perderás veinte libras. Tienes que tener un plan. Si tú vas a llegar al destino correcto, tienes que saber adónde vas y cómo vas a llegar.

Si alguna vez has estado en la playa, flotando en el agua relajándote, te darás cuenta de que después de un rato, la corriente te llevará muy lejos. Así es como es en la vida, también. Si tú no tienes claros los objetivos con un plan en marcha para lograr esos objetivos, tú no va a terminar en el lugar correcto. Sólo flotar en la vida distrae fácilmente sin saber hacia dónde te diriges.

Hoy en día, le animo a estudiar dónde estás en la vida. ¿Cuáles son sus objetivos? ¿Cuál es tu plan? Tal vez su primer objetivo debe ser hacer un plan. Hacer algunas investigaciones. Habla con personas que han tenido éxito en lo que tú está tratando de hacer. Pídale al Señor que guíe sus pasos y le conectan con la gente adecuada. A medida que caminas en la fe para lograr tus objetivos, creo que Dios derramará su favor para que puedas experimentar su bendición sobrenatural en todo lo que establece su mano.